Seguidores

martes, 10 de abril de 2018

PIDO SILENCIO

PIDO SILENCIO

Me enamoré de la vida, es la única que no me dejará sin antes yo hacerlo” -Pablo NERUDA-

Viene siendo costumbre en mi acudir a algunos poetas para “tapar” mi carencia de palabras que expresen lo que me gustaría decir y no puedo. Hoy repito esa costumbre con Pablo Neruda, que últimamente viene siendo cuestionado por cosas que ocurrieron en otros tiempos, como si la vida fuera la existencia en un plano y no un recorrido histórico.

A mi me ha gustado siempre Neruda y no me importa anunciarlo así. Admito, con García Márquez, que es «el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma» (nació en 1904 y murió en 1973)

Cada verso, cada estrofa… lleva escondido un mensaje expresamente dedicado. Deseo que sean captados en toda su dimensión por quien corresponde.


PIDO SILENCIO

Ahora me dejan tranquilo.
Ahora se acostumbran sin mi.

Yo voy a cerrar los ojos

Y solo quiero cinco cosas,
cinco raíces preferidas.

Una es el amor sin fin.

Lo segundo es ver el otoño.
No puedo ser sin que las hojas
vuelen y vuelvan sobre la tierra

Lo tercero es el grave invierno,
la lluvia que amé, la caricia
del fuego en el frío silvestre.

En cuarto lugar el verano
redondo como una sandía.

La quinta cosa son tus ojos.
Matilde mía, bienamada,
no quiero dormir sin tus ojos,
no quiero ser sin que me mires:
yo cambio la primavera 
porque tú me sigas mirando.

Amigos, eso es cuanto quiero.
Es casi nada y casi todo.

Ahora si quieren se vayan.

He vivido tanto que un día
tendrán que olvidarme por fuerza,
borrándome de la pizarra:
mi corazón fue interminable.

Pero porque pido silencio
no crean que voy a morirme:
me pasa todo lo contrario:
sucede que voy  a vivirme.

Sucede que soy y que sigo

No sería, pues, sino que adentro
de mi crecerán cereales,
primero los granos que rompen la tierra para ver la luz,
pero la madre tierra es oscura:
y dentro de mi soy oscuro:
soy como un pozo en cuyas aguas
la noche deja sus estrellas
y sigue sola por el campo

Se trata de que tanto he vivido
que quiero vivir otro tanto.

Nunca me sentí tan sonoro,
nunca he tenido tantos besos.

Ahora, como siempre, es temprano.
Vuela la luz con sus abejas.

Déjenme solo con el día.
Pido permiso para nacer.


(Se puede ver aquí)

2 comentarios:

  1. Gracias por esos sensibilidad en tiempos de trivialidades. Solo un alma grande deja sembrar AFP en el recuerdo la existencia de quien vive para siempre

    ResponderEliminar
  2. Gracias por esa sensibilidad en tiempos de trivialidades. Solo un alma grande deja sembrado en el recuerdo de quien vive para siempre.

    ResponderEliminar