Seguidores

lunes, 31 de julio de 2017

ENTENDERNOS

ENTENDERNOS

Reconozco que no es fácil que las personas se entiendan, a veces incluso en las relaciones más próximas. No sólo no han usado “los mismos zapatos”, sino que no se han visto obligados (cosa de la que me alegro) a vivir las mismas experiencias. Y ambas cosas son muy necesarias.

En caso contrario lo normal es que juzguen la realidad de uno desde su propia realidad, lo cual no ayuda a conocer el recorrido y los recuerdos de la persona necesitada de ese entendimiento o de cierta “armonía” emocional.

No es fácil acceder al mundo emocional de otro, por lo que no lo critico, con que permanezcan cerca es más que suficiente. Lo que quiero afirmar es que nadie puede hacernos cambiar o desear que lo hagamos a costa del sacrificio que sea. No es bueno que nos prejuzguen, porque eso solo genera imágenes parciales que han de rellenar con lo que sea y ese “lo que sea” puede estar muy lejos de “lo que es”.


Ocurre, además, que muchas veces ni nosotros mismos somos capaces de explicarnos, de hacernos comprender. Tener eso en cuenta tampoco es fácil, pero respetar los ritmos y las emociones debería ser básico en las relaciones. 

domingo, 30 de julio de 2017

REPITIENDO

REPITIENDO

En otro momento y en otro lugar usé estas mismas palabras, pero me apetece volver a ellas, tanto por el recuerdo como por el significado.

En algún rincón de alguna universidad apunté esta frase. "La teoría consiste en saber por qué funcionan las cosas, aunque no funcionen. La práctica consiste en hacer que las cosas funcionen, aunque no sepamos por qué. En este departamento unimos la teoría y la práctica: las cosas no funcionan y nadie sabe por qué”.

Me ha venido a la mente pensando en mi vida, en que paso el tiempo haciendo funcionar y estropeando muchas cosas. 

En la misma agenda tengo anotado: "Los hay que imploran mirando al cielo, los hay que siguen caminando aunque les tiemblen las piernas, los que siguen luchando aunque todo parezca perdido o los que sufren pero no se quejan, porque saben que el dolor pasa, el sudor se seca, el cansancio termina. Pero hay algo que no desaparece en algunos, es la satisfacción de haber alcanzado la cima, una cima que no se alcanza superando a los demás, sino superándose a uno mismo. Cuando muere el esfuerzo, nace el fracaso". 


Y, mira... yo quiero alcanzar la cima, no quiero que muera el esfuerzo... porque deseo superarme a mí mismo.. y ¡me gustaría tanto que fuera con dignidad y dejando buen recuerdo en algunas personas...! 

sábado, 29 de julio de 2017

ORILLAS DEL SAR

ORILLAS DEL SAR

Siempre es mejor decirlo con palabras de poetas, todo queda más lírico, más suave, mejor dicho, más atractivo incluso.



Ya que de la esperanza, para la vida mía,
triste y descolorido ha llegado el ocaso,
a mi morada oscura, desmantelada y fría,
tornemos paso a paso,
porque con su alegría no aumente mi amargura
la blanca luz del día.

Contenta el negro nido busca el ave agorera;
bien reposa la fiera en el antro escondido,
en su sepulcro el muerto, el triste en el olvido
y mi alma en su desierto.


Rosalía de Castro

viernes, 28 de julio de 2017

POR HACER

POR HACER

Decía Goethe que “todos los días deberíamos oír un poco de música, leer una buena poesía, contemplar un cuadro hermoso y, si es posible, decir algunas palabras sensatas”. Justamente algo así me movió a abrir y mantener mis blog, el general y este, más personal.

Lo hice también porque pensaba que hacerlo me iba a ayudar a que la desestructuración personal se iba a acabar en el momento menos pensado y que, a través de la reflexión que las palabras exigen, me iba a dar cuenta de lo que realmente merece la pena.

A estas horas sé que este pequeño esfuerzo de expresión no ayuda a que las piezas se coloquen en su sitio y a llevar una vida armónica (hay fuerzas muy potentes alrededor que lo impiden) y que tampoco ayuda a evaluar lo que merece la pena, pues al final pareciera que NADA merece la pena. Pero sí que ayuda a que no importe nada lo que los demás piensan de uno, a ver el recorrido personal y recorrer una y mil veces el camino entre el momento de las primeras decisiones y el lugar en el que me encuentro en mi camino. También a pensar que, incluso los desastres vividos, forman parte de un proceso para llegar a ser el que soy, aunque no sea tanto como me hubiese gustado y había planeado. 


Y a vivir en propia carne que lo peor no es estar mal, sino no contar   con la comprensión y ayuda necesarias para seguir con solvencia.

miércoles, 26 de julio de 2017

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Hay días que no hay más remedio que acudir a las palabras de otras personas, porque la nuestras se nos quedan en la garganta. Lo hemos hecho algunas veces y hoy lo hacemos de nuevo, aferrados a los duros versos de Celaya. Versos así no requieren de imágenes, solo de reflexión. 

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.

La poesía es un arma cargada de futuro: 

Gabriel Celaya y Paco Ibáñez

martes, 25 de julio de 2017

AMIGOS VERDADEROS

AMIGOS VERDADEROS

Entre el material que uno va guardando ha aparecido un artículo ( Almaatouq A, Radaelli L, Pentland A, Shmueli E (2016) Are You Your Friends’ Friend? Poor Perception of Friendship Ties Limits the Ability to Promote Behavioral Change. PLoS ONE 11(3): e0151588. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0151588 ) que, aunque fue editado en 2016, no quisiera pasar por alto, sobre todo por las veces que hemos hablado aquí del tema de los amigos y la amistad.

La conclusión del estudio podría resumirse así: solamente la mitad de los que asumimos que son nuestros amigos tienen la misma consideración de nosotros.

Ese descubrimiento tiene gran importancia, en la medida en que los amigos los hacemos a lo largo de la vida, después de infinidad de contactos con personas de diferente ámbito, edad y actitudes. También porque puede ocurrir que aquellos a los que consideramos amigos no nos perciban como tales y otros, a los que no considero como amigos, nos vean de ese modo.

Debajo de todo ello está el hecho de que posiblemente tengamos diferentes percepciones del concepto de amistad o que interpretemos ésta de un modo diferente.  Eso es importante, sobre todo considerando los nuevos modos de relación a través de internet.

Otra de as conclusiones es que tenemos varias capas de amistad, esto es, que tenemos amigos de “intensidad diferente”. Un primer nivel formado por unos o dos personas muy cercanas, otra con unas cuatro personas con los que mantenemos vínculos afectivos y más capas aún con “amigos mas casuales”, con los que mantenemos relaciones de menor intensidad y menor número de contactos. Debajo de todas esas capas estarían los “conocidos”.

El estudio recalca el hecho de que los amigos nos moldean y nos dan nueva perspectivas vitales.


Estaba en deuda con lecturas como esta.

lunes, 24 de julio de 2017

EL PASADO

EL PASADO

El pasado es lo único que tenemos, lo que nos define y lo que propicia el presente y nos puede indicar el futuro. Su característica más importante, para bien o para mal, es que nunca nos abandona. Se esconde hasta en los más pequeños detalles (un paisaje, un lugar, una canción, una cara, una mirada, un cuadro, un sueño, un recuerdo…). Todo sirve para que hasta lo más recóndito aparezca en el momento más inesperado, indicando que el pasado nos sigue como la sombra cuando caminamos ante la luz.

A veces ese pasado se difumina, por el tiempo o porque se interponen recuerdos paralelos, también porque puede producirnos dolor y optamos por volverlo a la zona del olvido, pero aún así… seguirá apareciendo. Otras, los recuerdos aparecerán entre niebla o como surgidos de ella, porque los detalles, los perfiles se nos han ido escapando, pero aparecen igualmente.

Qué importante es en todos esos momentos coincidir con personas que nos hagan ver las cosas que no vemos, porque no queremos recordarlas o porque intentamos dejar detrás de otras o porque las hemos guardado de una forma incorrecta. 

Necesitamos personas amigables que nos ayuden a mirar con otros ojos, con otra perspectiva, con otra actitud, para que el presente lo podamos vivir de un modo más claro o más racional y también para que el futuro pueda ser una fuente de esperanza.


Pero, las más de las veces, esos procesos los viviremos en soledad con nuestra mente, sin puntos de referencia, sin ayuda, sin una mano que nos ayude en el camino.

domingo, 23 de julio de 2017

LOS DÍAS

LOS DÍAS

Viendo pasar los días, con su monótona cadencia, llenos de los mismos ritos, mil veces repetidos, de las mismas perspectivas, de los mismos miedos, de las mismas miserias, sin más expectativa que llegar al siguiente para repetir el anterior, hasta adormecer la percepción del tiempo, haciendo del espacio un reducto cada vez más reducido por la incapacidad de abarcar uno mayor… aferrado a los sueños y a los recuerdos (porque el pasado en lo que uno tiene), me hace recordar poemas como estos:

¿Dónde está la memoria de los días 
que fueron tuyos en la tierra, y tejieron 
dicha y dolor y fueron para ti el universo? 

El río numerable de los años 
los ha perdido; eres una palabra en un índice. 

Dieron a otros gloria interminable los dioses, 
inscripciones y exergos y monumentos y puntuales historiadores; 
de ti sólo sabemos, oscuro amigo, 
que oíste al ruiseñor, una tarde. 

Entre los asfodelos de la sombra, tu vana sombra 
pensará que los dioses han sido avaros. 

Pero los días son una red de triviales miserias, 
¿y habrá suerte mejor que ser la ceniza, 
de que está hecho el olvido? 

José Luis Borges


¡Los días que fueron, los días perdidos, 
los días inertes ya no volverán! 
¡Qué tristes las horas que se desgranaron 
bajo el aletazo de la soledad! 

¡Qué tristes las sombras, las sombras nefastas, 
las sombras creadas por nuestra maldad! 
¡Oh, las cosas idas, las cosas marchitas, 
las cosas celestes que así se nos van!


Storni

sábado, 22 de julio de 2017

CAMBIAR

CAMBIAR

En el sentido que se quiere expresar aquí cambiar sería modificar, sustituir, alterar una condición.

En el mundo tan sutil o delicado, tan dado a mirar solo las formas, a dar más importancia a lo exterior, a las palabras, que al interior y a los significados como el que vivimos, pareciera una acción necesaria y lógica, vamos, hasta obligatoria. Vivimos en el placer de la incertidumbre sin más referente que el ombligo de cada uno.

Pero cambiar o mantenerse en un rumbo supone siempre tener un referente, tener un objetivo, tener una idea de uno mismo al menos. Y es que las cosas de la vida comienzan a cada  momento, es cierto, pero lo hacen desde unos referentes, algunos de los cuales son inmanentes, esto es, marcan la esencia de nuestro seguir, sea cual fuere el rumbo.

Es fácil defender el cambio si se cree que cada uno dirige el destino, si no se tiene nada a lo que aferrarse, ni creencias ni esencias, si no se tiene nada que defender… si se cree que la libertad está en eso, en el cambio.

Todos piensan en cambiar a los demás, más aún, en que los demás cambien, pero pocos piensan en cambiarse a sí mismos señalando su esencia.

Cambiar supone, de alguna manera, carecer de identificación y encontrarla y eso me trae a la memoria a una persona sin fronteras:

En estos campos de la tierra mía,
y extranjero en los campos de mi tierra
yo tuve patria donde corre el Duero
por entre grises peñas
y fantasmas de viejos encinares,
allá en Castilla, mística y guerrera;
Castilla la gentil, humilde y brava;
Castilla del desdén y de la fuerza,
en estos campos de mi Andalucía,
¡oh tierra en que nací!, cantar quisiera.

Tengo recuerdos de mi infancia, tengo
imágenes de luz y de palmeras,
… / …

mas falta el hilo que el recuerdo anuda
al corazón, el ancla en su ribera,
o estas memorias no son alma. Tienen,
en sus abigarradas vestimentas,
señal de ser despojos del recuerdo,
la carga bruta que el recuerdo lleva.
Un día tornarán, con luz del fondo ungidos,
los cuerpos virginales a la orilla vieja.


(Selección de A. Machado. Lora del Río, 4 de Abril de 1913).

viernes, 21 de julio de 2017

LAS BUENAS RELACIONES

LAS BUENAS RELACIONES

En estos días estivales en los que las personas andan buscando otros ambientes y deseando quitarse de encima todas las angustias acumuladas durante el período laboral, las relaciones se relajan, incluso (o sobre todo) en las redes sociales, en las que apenas aparece vestigio alguno de conexión.

Es lógico que sea así. Once meses de continuo correr y andar atado a unos ritos y a unas exigencias, dan para necesitar de esa desconexión.

Pero es en estos momentos cuando, por las circunstancias que sean, se echa más de menos la mano o la palabra o el gesto amigo. Porque son en días así cuando, por la razón que sea, las lágrimas están dispuestas y prestas a mostrarse por cualquier tontería y cuando una palabra puede afectar más, por la misma razón que después de 11 meses se necesita un descanso, porque durante todo ese tiempo se han soportado muchas cosas.

Una buena relación se establece solamente con las personas que, conociéndote, aceptan tu pasado, te apoyan en el presente y te ayudan o motivan o suavizan tu futuro.


Voltaire dicen que decía: “Solo entre las personas de bien puede existir la amistad, ya que los perversos tienen CÓMPLICES; los voluptuosos, compañeros de vicio; los interesados, socios; los políticos, partidarios; los príncipes, cortesanos; solamente las personas honradas tienen amigos”. 

Solo son palabras de y para la reflexión.

jueves, 20 de julio de 2017

ÍTACA

ÍTACA

Ayer hablábamos de no detenernos, a través de las palabras de un escritor poco conocido por nuestros lares. Hoy seguimos sin detenernos, pero a través de un viaje “individual” expresado por las palabras conocidas de CAVAFIS.

ÍTACA (Selección)

Cuando salgas de viaje para Ítaca,
desea que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas estivales
en que -¡y con qué alegre placer!-
mires en puertos que ves por vez primera.
Detente en los mercados fenicios
para adquirir sus bellas mercancías
y vete a muchas ciudades y aprende,
aprende de los sabios.

Mantén siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Pero no tengas la menor prisa en tu viaje,
es mejor que dure muchos años
y que, viejo al fin, arribes a la isla,
rico por todas las ganancia de tus viajes,
sin esperar que Ítaca te vaya a ofrecer otras riquezas.

Ítaca te ha brindado un viaje hermoso.
Sin ella no te habrías puesto en macha.


C.P. Cavafis.

miércoles, 19 de julio de 2017

NO TE DETENGAS

NO TE DETENGAS 

En El Club de los Libros Perdidos (ver) se apunta que “Walt Whitman fue un maestro de la lírica de verso libre y marcó con su estilo innumerables poetas de las generaciones que vinieron después. Un autor polémico y que siempre hizo gala de llevar una vida muy intensa, ya que fue poeta, enfermero voluntario, ensayista, periodista y humanista estadounidense.”

De él suele señalarse como ejemplo este poema, que me sirve como entrada para el día de hoy:

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión. 
La vida es desierto y oasis.

Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:
el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca

tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.

No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …


WALT WHITMAN (1819-1892)

martes, 18 de julio de 2017

VIVIR LA HISTORIA

VIVIR LA HISTORIA

A lo largo de nuestro devenir, del discurrir de nuestras experiencias por el tiempo que nos toque y con independencia de los golpes y erosiones que todo ello nos vaya acarreando, necesitamos cambiar.

Hemos de cambiar nuestros ritos, nuestras manías, incluso nuestros convencimientos, todo eso de lo que nos hemos rodeado para crear nuestra zona de confort y, a la vez, olvidar todo lo que nos parece que nos puede”guarecer” de lo que creemos son peligros que nos legan del exterior (o que anidan en nuestro interior). Hemos de hacerlo, porque, de seguir teniendo los mismos recursos y aplicándolos de la misma forma no haremos más que producir conductas circulares, esto es, no lograremos mas que llegar al mismo sitio en el que estábamos.


Y es que hay momentos “vitales”, importantes en nuestro discurrir, que necesitan de decisiones duras y profundas que nos permitan cambiar nuestro modo de enfrentarnos a lo que vivimos, porque, en eso contrario, dejaremos que la vida quede fuera de NOSOTROS MISMOS, o, si se prefiere, DEJAREMOS DE VIVIR NUESTRA PROPIA HISTORIA.

lunes, 17 de julio de 2017

LOS MIEDOS

LOS MIEDOS

Dicen los que saben que los miedos solo existen en nuestra mente, en nuestra imaginación o en nuestra memoria y que son una respuesta anticipada a algo que “creemos” que puede pasar o que queda lejos de nuestro control.

No solemos pararnos a pensar que intentaríamos resolver el problema que fuera desde nuestra capacidad de respuesta (condicionada o no) o desde nuestra experiencia, aunque no tenga que ver con la respuesta necesaria, por lo que ese miedo no tiene razón de ser, es solo una situación virtual ideada o creada.


Y eso creo que es válido para casi todas las situaciones, incluso las más graves. Y si no es así, tendríamos que echar mano de la filosofía oriental: “si nuestro problema tiene solución, no tenemos que preocuparnos y si no la tiene, no hay razón alguna para preocuparse” (o algo así). 

domingo, 16 de julio de 2017

LA PESADEZ DE LOS MANTRAS

LA PESADEZ DE LOS MANTRAS

Cada día estoy más firmemente convencido que cuando alguien adopta ciegamente una religión (la que sea, no me quiero referir ahora al fundamentalismo islámico), un sistema político (tanto da también si es de derechas, de izquierdas o si vuela bajo) un dogma… y lo hace sin raciocinio, sino solo por sentimiento… ese alguien se convierte en un autómata incapaz de razonar, de aprender o de crecer (personal e intelectualmente).

A partir de ese momento rompe amarras con el mundo, entiéndase, con el resto del mundo que YA no es el suyo, con las personas que no piensan como él, porque las considera inferiores o incapaces de llegar al dogma que ellos ven como única luz para alumbrar y entender el mundo, con el conocimiento que no refuerza sus creencias, incluso con los datos que no se ajustan o no refuerzan su creencia, con la razón, pues no hay nada que pueda formar parte ya de su bagaje intelectual….


Y, a pesar de todo ello, persisten en su dogma, intentan convencer a los demás y retuercen cualquier idea para que se adapte a lo “suyo” y para replicar a cualquier idea o razonamiento que pueda estar fuera de su “esfera”.

sábado, 15 de julio de 2017

EN PAZ

EN PAZ

En días como hoy, en los que es más difícil expresar el estado propio, es mejor -así lo creo yo- dejarse llevar por las palabras de los poetas. Quizá no reflejen fielmente el panorama, pero lo hacen muy bien, tanto...que es difícil sustraerse a su modo de hacerlo.



Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;

que si extraje la miel o a hiel e las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

…Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tu no me dijiste que mayo fuera eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
mas no me prometiste tu solo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas…

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!


(Amado Nervo)EN PAZ


viernes, 14 de julio de 2017

DEL INDIVIDUALISMO AL MUNDO SOLITARIO

DEL INDIVIDUALISMO AL MUNDO SOLITARIO

Que vivimos en una sociedad cada vez más individualista parece fuera de toda duda. Es más, el entramado jurídico y convivencial está articulado sobre los derechos y deberes de los individuos. 

La atomización de los grupos sociales ha logrado su fin o su objetivo. Ya no vale ser de un continente, de una religión, de un partido político, si siquiera de un club deportivo o de una familia de una región o de un pueblo. Ahora hay que especificar, porque los grupos o están enfrentados (lo cual es una manifestación de aislamiento) o se identifican de un modo específico. No vale decir soy de Barcelona, hay que decir de Poble Nou, por ejemplo y así en cada ciudad o pueblo o soy del Barça, hay que decir del Barça de Luis Enrique, del Barça de Guardiola y así sucesivamente. Y en el pueblo ya no vale decir soy de la familia tal, como antes. Y así podríamos continuar hasta donde queramos.

No está mal que cada uno tenga su identificador, que sea él mismo, distinto y diferente, sobre todo si asumiera sus derechos y los deberes que los sustentan del  mismo modo, porque a muchos les gusta gozar de la independencia de la individualidad, pero usan de grupo para ser anónimos.

Hay, con todo, algunas cuestiones que nos están poniendo en dificultades en ese camino y el caso es que el individualismo se está convirtiendo en AISLAMIENTO.

Para demostrarlo basta con mirar las estadísticas de las personas que viven solas (un tercio de los mayores de 65 años lo hacen y muchos jóvenes también).

Pero es que ese aislamiento se convierte en tóxico (por llamarlo de alguna manera) cuando media una enfermedad, cuando el aislamiento lleva a la depresión, cuando la soledad lleva a caminos dañinos (obesidad, alcoholismo, drogadicción, etc.). Y eso por no entrar en valoraciones sociales, porque la soledad es vista, encima, como un estigma social, como un fracaso, como una falta de identidad o pertenencia… 

Y no vale, más que a ratos, la terapia basada en el cuidado de animales o en los paliativos al caso, porque eso no abre las puertas del vecino ni hace que el vecino llame a la tuya.


Creo que la conexión humana, el contacto con los demás es una base importante del bienestar de las personas. Y eso parece tabú en la vida que hemos construido. 

jueves, 13 de julio de 2017

APRENDER DE LA VIDA

APRENDER DE LA VIDA

Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas, fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma”. (Carl Gustav Jung)


Está claro que la vida es un aprendizaje continuo, por lo que el problema es sacar lo necesario de lo bueno y de lo malo para convertirlo en bagaje personal. El problema, pues, no está ahí, pues siempre existirán oportunidades de aprender, sino en la actitud, en la visión de que aprender es bueno para crecer y madurar, para aceptar y comprender…

El mundo, la vida, la sociedad nos hacen creer, de un modo un tanto sutil, que solo es preciso tomar nota de aquello que nos hace felices, que nos es placentero, que nos gusta o nos enorgullece, por lo que no solemos tomar en consideración los fracasos o las malas vivencias, esas que consideramos negativas en nuestra existencia. Tanto es así que casi nadie está dispuesto a escuchar las malas experiencias de los demás y mucho menos a compartirlas.


Nos quedamos sin conocer la mitad de las respuestas de la vida, mientras potenciamos la insolidaridad. que es lo que se lleva.